¿Es bueno intercambiar enlaces?

Si tienes una página web de cierta importancia, es bastante probable que en más de una ocasión, hayan utilizado el formulario de contacto, para intentar convencerte de publicites un determinado producto a cambio de nada o como en el caso que hoy nos ocupa, pongas un determinado enlace en tu web a cambio de que la dirección de tu página aparezca en la suya. Una práctica, que cada vez es menos utilizada por los cambios de algoritmo de Google, la cual vamos hoy a desgranar para ver si sigue siendo rentable.

Intercambio enlaces

¿Qué es y para qué sirve intercambiar enlaces?

Intercambiar el enlace de tu página web con otra de la misma temática u otra totalmente diferente, es una técnica que multitud de personas han llevado a la práctica para conseguir que sus web aparezcan mucho más rápidamente en la primera página de los buscadores. Esta idea, que hasta no hace demasiado tiempo funcionaba a la perfección (de hecho solo hay que ver la multitud de webs, foros y sitios similares en los que se ofrecen este tipo de servicios), ha sido penalizada severamente por los últimos cambios de algoritmo de Google.

¿Por qué ya no le gusta esto a Google?

Teóricamente, porque desde hace tres o cuatro actualizaciones (han estado bastante activos en los últimos dos años), a Google ya no le interesa la cantidad de los  enlaces que apunten hacia una página web, sino la calidad de estos. ¿Por qué digo teóricamente? Porque por lo que hemos podido observar, a las grandes webs Google les sigue dejando hacer y deshacer a su antojo en este tema.

Es decir, que si tienes una web pequeña y cometes el error de intentar subir rápidamente utilizando cientos de miles de enlaces entrantes, no solo no vas a conseguir el objetivo que te has marcado, sino que además vas tener que enfrentarte a una severa penalización de Google, de la que no es fácil salir.

Intercambio de enlaces

Puedes incluir enlaces siempre y cuando…

Que no puedas usar servicios automáticos de enlaces, no quiere decir que en tu página no puedan a aparecer vínculos a otras web. Eso sí, hay que seguir una serie de normas, para que los robots de Google no te señalen como un sitio nocivo. Algunas de ellas son:

*No llenar la página web de enlaces: Ayudar a nuestros amigos, está muy bien, pero si llenamos la página de enlaces, Google pensará que estos provienen de un intercambio. Así que, si decides hacerlo, que sea un número reducido.

* Se encuentren dentro de algún artículo: Otro de las grandes decisiones de Google, es penalizar a todos los que utilizan una ingente cantidad de enlaces en secciones como “mis webs amigas” y similares. Lo mejor, es escribir un artículo que esté relacionado con la temática de nuestro sitio o integrar el enlace de la web de forma discreta en un artículo que ya haya sido creado por otra persona.

* Enlaces que sean naturales: Con el gran auge de las redes sociales la gente cada vez consume cada vez más contenido desde allí y lo comparte entre sus seguidores. Es por eso que conviene rastrear los lugares en los que tu contenido sexo gratis puede ser visto o compartido por un mayor número de personas e intentar presentarlo de la forma más atractiva posible. Si consigues atraer a la gente hacia tu web, ellos mismos se encargarán de compartir tu contenido en sus perfiles.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *